fbpx

Guia para ayudar a sus hijos a desarrollar una personalidad sana!

Por: Katherine Maestre, LGPC

Todos los padres quieren que sus hijos tengan una personalidad sana que les ayude a poder afrontar los obstáculos de la vida y que, sobre todo, se conviertan en adultos plenos y exitosos. Una forma de conseguir una personalidad sana en los niños es que, como padres, facilitemos el desarrollo de unas áreas de dominio que les llevaran a construir núcleos de pensamiento adaptativos, que son centrales en la personalidad, para que se puedan enfrentar y desenvolver apropiadamente en la vida.

Todos los padres quieren que sus hijos tengan una personalidad sana que les ayude a poder afrontar los obstáculos de la vida y que, sobre todo, se conviertan en adultos plenos y exitosos. Una forma de conseguir una personalidad sana en los niños es que, como padres, facilitemos el desarrollo de unas áreas de dominio que les llevaran a construir núcleos de pensamiento adaptativos, que son centrales en la personalidad, para que se puedan enfrentar y desenvolver apropiadamente en la vida.

Muchos padres piensan que elogiar a sus hijos de muchas maneras diferentes es la mejor manera para construir su autoestima, pero la realidad es que esa es la mínima parte, y claro, siempre que los elogios sean acertados y hechos en el momento adecuado. Pero si se quiere que los hijos tengan una personalidad sana también se deberá tener en cuenta estos otros cuatro aspectos imprescindibles:

Los hijos deben tomar sus propias decisiones, tendrán que aprender a resolver problemas, se tendrán que sentir capaces a tomar riesgos y deberán aprender a tener adecuadas relaciones interpersonales.

Por supuesto, estos cinco puntos que son esenciales para un buen desarrollo de la personalidad de los niños, no está exento de la ayuda, la guía, el cariño, la comprensión y el respeto de sus padres y cuidadores, maestros y demás personas representativas para él. Y con esto estamos hablando de garantizar una base segura de apego, que es en fin último, el pilar fundamental de una personalidad sana. Para conseguir esto, los padres/cuidadores deberán tener en el transcurso de la crianza, disponibilidad, accesibilidad y sensibilidad a las necesidades básicas del niño. Deberán tener en cuenta, además, que las formas de reforzar la conducta adecuada, y de castigar la inapropiada, estén en consonancia con estrategias necesarias para fomentar las áreas de dominio, y que las normas sean consistentes y coherentes entre los adultos que aplican. Los niños desarrollaran una sana personalidad si se sienten amados, valorados, respetados, seguros y que se confía en ellos.

Cuáles son las áreas de dominio?

  • Conexión y seguridad emocional: Se desarrolla en familias en donde se fomenta la seguridad y estabilidad emocional, se expresa empatía, aceptación y respeto, se brindan cuidados, y los sentimientos son compartidos. Una primera forma de conexión implica la intimidad: lazos emocionales estrechos con los demás. La segunda forma implica la integración social: un sentido de pertenencia y adecuación al grupo de amigos, familia y comunidad.
  • Autonomía y desempeño: Se presenta en familias en donde se fomenta en el niño la idea de que es competente y capaz de funcionar independiente sin ayuda significativa de los demás. Los individuos autónomos establecen un sentido de identidad individual y aprenden a separarse de los padres y a sobrevivir en el contexto externo a la familia. Tienen un sentido de integridad y control sobre ellos mismos, a nivel físico, mental y psicológico.
  • Límites apropiados y cooperación recíproca: Se da en ambientes en donde se fomenta el respeto por el otro con disciplina y límites, y se alienta el logro a partir del esfuerzo personal y el establecimiento de metas realistas. Estos niños desarrollan a la capacidad para disciplinarse a sí mismos, controlar impulsos y tomar en consideración las necesidades de los demás, de un modo y en un grado adecuados.
  • Confianza, seguridad personal y orientación hacia si mismo:Se desarrolla en ambientes de aceptación incondicional, con toda la gama de expresión emocional, enseñando a regularlas y no a suprimirlas. Es importante para un desarrollo saludable, que los niños aprendan a expresar sus propias necesidades y emociones, sin experimentar un temor indebido, ya sea a sentirse culpables o al desquite.
  • Flexibilidad cognitiva y autorregulación:Se desarrolla en ambientes en donde se fomenta la expresión de opiniones, la ética y las relaciones saludables. Los niños necesitan motivación para expresar de un modo espontáneo sus sentimientos, impulsos y elecciones, fomentando la felicidad, autoexpresión, dispersión, placer, intimidad y la salud.

En contexto, ayudar a desarrollar una personalidad sana en los hijos requiere de familias amorosas, con normas y limites, que fomenten la confianza en sí mismo y que ayuden a una socialización adecuada.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *